Menú Principal
21 de Septiembre de 2017

Traumatólogos y componedores de huesos avanzan en materia de salud intercultural

Conjugar la medicina tradicional con la ancestral es algo que se veía muy alejado.

Por muchos años santiguadores, curanderos, parteras, componedores de huesos estaban presentes en nuestras vidas de forma muy anónimas.

Con la incorporación del enfoque intercultural en las acciones de salud dio pasó a tener una mirada distinta de hacer salud, permitiendo incorporar el respeto y la participación activa de las comunidades o pueblos originarios.

En este sentido en el 2012 comienza a funcionar la Unidad Intercultural en el hospital Ricardo Figueroa González y desde ese entonces se comienza el camino por lograr incorporar a los agentes de salud de nuestro territorio.

Para el hospital Intercultural Kallvu Llanka  es un hito que componedores de hueso se reúnan con traumatólogos para trabajar en conjunto y entender el lenguaje de ambas profesiones.

José Luis Lincoñir González, director del hospital  manifestó que “reconocemos este espacio como algo muy relevante porque va a marcar un precedente en lo que significa la salud intercultural (…) queremos construir un modelo de salud intercultural que haga este reconocimiento, que sea desde la mirada de la salud biomédica y además crear un compromiso  de considerar los que nuestros agentes de salud han desarrollado”.

A la fecha se han realizado dos encuentros con traumatólogos y kinesiólogos del hospital  y componedores de huesos del cono sur de la provincia de Arauco y que  desde julio de 2015 han estado trabajando con la unidad intercultural bajo el alero del Kinesiólogo Pablo Almuna Navarro y el coordinador de la Unidad Intercultural Cristian Campos Morales quienes con este trabajo tienen como objetivo establecer un glosario de términos y conceptos para que pueda facilitarse el entendimiento entre profesionales y técnicos de la salud, además establecer acuerdos formales para dar paso a la atención de pacientes hospitalizados.

Para Lay Álvarez Condeza, Traumatólogo Infantil del hospital local y del CESFAM de Tirúa, dijo, que “es algo inédito, no veo otro antecedente que generen estas reuniones, a nivel nacional es importante tener este anexo para conocernos (…) nos permitirá tener un lenguaje común y que ellos entiendan los que nosotros podemos realizar”.

Los Ngütamchefe y componedores de huesos son personas conocedores de la forma, funciones y posición de los huesos, con una gran habilidad en la evaluación palpatoria y de maniobras que les permite componerlos cuando han sufrido lesiones musculares, óseas,luxaciones y otro tipo de dolencia.

Domingo Morales, Componedor de huesos con 20 años de trayectoria y quien heredó de su abuelita estos saberes, consideró que “es muy bueno tener estas reuniones con los doctores porque se comparten los saberes, se aprende uno del otro”.

En tanto José Santibañez Pérez,  que lleva 40 años, manifestó que  “es maravilloso, ya que nunca pensé llegar a una instancia así,   hablar con los especialistas,  ellos son los que saben,  aunque debo decir que  llevo hartos años en esto.  Yo lo hago como un aporte a la comunidad”.

La Unidad Intercultural constantemente les entrega insumos como ungüentos, vendas, apósitos, entre otros, para apoyar el trabajo que realizan estos agentes de salud, y que además ha permitido afianzar el compromiso de ambas partes y avanzar en materia intercultural.  Próximamente en octubre se desarrollará el segundo encuentro provincial de componedores de hueso  y ngütancheve.